jueves, 19 de enero de 2012

El hermano triste de James Bond


Hoy voy a hablar de la que probablemente sea una de las mejores peliculas del año pasado: "El Topo".
Dirigida por Tomas Alfredson, el sueco que hace unos años nos regaló una de las mejores peliculas de vampiros de todos los tiempos, la terrorifica, perversa y tambien tierna "Dejame entrar".


Esta pelicula nos cuenta una historia ambientada en el servicio secreto ingles durante los peores años de la Guerra Fria, basada en una novela de John Le Carré. El detonante de toda la historia es el descubrimiento de un infiltrado de la KGB dentro de la cupula del servicio secreto y la investigación de George Smiley, encarnado de manera fascinante por Gary Oldman, para descubrirlo. Y mientras se va realizando la investigación, nos irá mostrando los temas que siempre han marcado a la humanidad: la lealtad, la avaricia, la cobardia, el sacrificio, la soledad...


La pelicula puede parecer al principio un poco fría y complicada, y si que es cierto que se trata de una pelicula que hay que ver poniendo bastante interes para no perderse entre nombres, lugares y saltos temporales, y en la que es importante prestar atención a los detalles. Pero si conseguimos no perdernos entre tanto personaje y lugar, todo queda bastante claro al final.


La ambientación de la pelicula es genial, mostrandonos una epoca fria y gris, como la Guerra Fria en la que transcurre, algo a lo que tambien ayuda mucho la fotografía de tonos desvahidos, la actuación contenida de todos los actores, y la  melancólica música cercana al jazz que ha hecho el donostiarra Alberto Iglesias.

La pelicula esta llena de secuencias llenas de suspense: la emboscada en Budapest, el robo de unos documentos de la sede del servicio britanico, la trama de Estambul, la conversación en el aerodromo, el momento en el que se descubre al traidor, y sobre todo el final, a ritmo de Julio Iglesias cantando en frances.


Una maravilla vamos. Os dejo con la mencionada canción de Julio Iglesias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada